sábado, 6 de junio de 2015

Herido

Mis labios huérfanos en la soledad
añoran yermos nuestro amor roto.
Pretextos inventados por un loco 
que pugnan entre mentiras y verdad.

Hiriente traición en la oscuridad
que te envuelve abrazada a otro.
Hundido aquel paraíso en lodo
¿dónde el pañuelo que sana este mal?

La pena escudera en mi camino.
Tahur que hace trampas con los recuerdos.
Delirios nacidos del desatino.

Perdido ya el abrigo del cuerpo,
tu perpetua ausencia nubla mi destino.
Miedo al miedo, a un mañana incierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario